Buscar



Video participante en el concurso notodofilmfest.com (LA BOLITA de Artal y Carrascal)

Este minicorto me ayuda a ilustrar la reflexión que hoy llevo en mi cabeza. Dos días y me ha tocado ejercer de tutor , padre, negociador, prefecto de disciplina y "segurata" entre otras cosas. Cuando hemos cambiado el rol del educador o como es posible que algunos compañeros (docentes de pro) nos exijan suplir sus responsabilidades amparándose en una hipotética acción tutorial. El tutor hace de todo y actúa de todo y se encuentra como el timado del corto que apuesta todo en un juego claro, la educación, pero el amigo le levanta bola en el menor descuido. Como es posible no aceptar trasladar un día un examen, de Lunes a Martes, al coincidir un campeonato deportivo a nivel nacional, alumnos presentes en la selección de Euskadi, con lo que estudiar el fin de semana se hace complicado. La bola es muy claro que está en el vaso de en medio sobre todo al ser este transparente pero una decisión fácil la complicamos, ponemos trabas, nos miramos raro y al final no nos movemos de nuestro sitio. Los alumnos piden ayuda y se presenta el negociador y tras restar un poco más de mi escaso tiempo conseguimos que la bola aparezca en su sitio. Ánimo alumno o alumna con una media de "Sb" en la primera "Sb" en la segunda y 8,5 en la tercera ponerle un 9 es un descrédito para el singular "catedrático" con lo que le animo a realizar el Lúnes un examen para subir la nota. Poco tiempo para prepararlo bien, el resto de sus notas varían de 10 a 9 con más de 10 que de 9 así que el 8 quedaba feo y cuando pide para prepararlo algún día más, hacer el examen el Jueves, la bola me la escamotean con la habilidad del trilero.
¿Cuantos trileros ejercen como profesores en nuestros claustros? Pero cuanto más viejo me hago menos aguanto el juego del trilero en el que me esconden la bola y cuando pico me la esconden. ¿Tan dificil es nuestro oficio? creo que no

0 comentarios: