Buscar

En el dentista

La semana pasada tocó visita al dentista que a pesar de su maestra mano, nunca siento los pinchazos de la anestesia, soy incapaz de no sentir miedo. Durante la tensa espera, nunca superior a cinco minutos, para calmarme me fijé en el florero que decoraba la sala. Este es el florero y el espejo.

eneldentista_otxolua

Diez minutos de miedo dan para mucho.
Zemanta Pixie

0 comentarios: