Buscar

Que tiene que cambiar en educación

247-otxolua

Ciertamente estos enanos son diferentes.

Yo nací en 1960, en mi pequeño mundo no sabíamos lo que eran los ordenadores personales, en mi casa la televisión en blanco y negro era un lujo tan caro que costó mucho tiempo y ruegos a mis padres para que se comprara. Ni tan siquiera eramos capaces de imaginar algo como internet, la música en discos de vinilo y lo mejor era aquel comediscos, diabólico aparato que hacia honor a su nombre. En fotografía, solo unos pocos podían disfrutar de cámara de fotos, la primera la compre con quince años y fue una kodak instamatic que requería un largo y entonces caro proceso de revelado en blanco y negro mas el positivado en papel. Y mi primer Cine Payá, luego vino el CineExin ya que hablar de un tomavistas era solo para algunos privilegiados. El primer PC apareció 1981 cuando yo tenía 21 años, y mi primer ordenador fué un Spectrum de 64k,sin pantalla, lo conectaba al televisor y el ratón no se conocía. Nuestros alumnos y alumnas nacidos en después de 1990 tienen a su alcance ordenadores conectados a Internet, cámara digital, filman vídeos con su teléfono móvil de última generación y los publican en YouTube. Usan más el SMS que la llamada telefónica, y les resulta más cercano el chat que el mail, utilizan las redes sociales para el ocio y los contactos.
nosotros veíamos cosas como esta en mi cine Payá.



¿Pero que ha cambiado en este tiempo en nuestro modelo educativo?
¿Las aulas? No, ya que siguen siendo espacioscon grandes puertas mesas enfiladas , los temas de habitabilidad y salud han mejorado ya son más luminosas y mejor decoradas pero en lo fundamental los alumnos y alumnas siguen siendo actores pasivos de la interpretación magistral o menos del señor o señora porfesora y sobre todo de su educación. En la que profesores creen que innovar significa cambiar el termino filminas por diapositivas o el más moderno "pobrepoint´s" (con permiso de Julen) habiendo evolucionado del vídeo beta o vhs a los "duvedeses". Pero el espacio aula, los contenidos, los recursos como el libro (han mejorado las estampas) y sobre todo ello, el modelo educativo sigue siendo el mismo de entonces, solo que ahora ya no se dan palos ni tirones de oreja o aquellos odiosos tirones de patilla. Seguimos impartiendo las clases en aula cerradas con proyectos cerrados que penaliza la originalidad y no busca la singularidad ni anima la diversidad. El lunes quedé enganchado al Sistema Fontan que permite dar un vuelco completo al sistema actual que no busca la excelencia sino la mediocridad del casi.

3 comentarios:

Julen dijo...

Quizá el asunto no es tanto "lo que ha cambiado" sino "lo que sigue cambiando". Esta es la gracia.

Josu Garro dijo...

Ciertamente Julen, sigue cambiando y no para y el espíritu inmovilista que destilan algunos profesionales de la enseñanza acaba quemando. Sobre todo cuando todos sabemos que ahora es que los jóvenes no saben lo que es el trabajo y el esfuerzo.

Pilara dijo...

Las escuelas o institutos de hoy sólo son para 4 alumnos, de 30 que hay en una clase. Es urgente un cambio, un cambio de actitud de tod@s,hay que ponerse en la piel de los chavales, los padres debemos aprender a inculcarles hábitos de trabajo y esfuerzo desde que tienen un año, y los maestros debemos ponernos al dia. Lo que no puede ser es que algo tan apasionante como el conocimiento y el aprendizaje brille por su ausencia.
¿Habeis oido hablar de las inteligencias múltiples?
Se que alguna escuela en Barcelona trabajan de "otra manera", en las aulas bailan, escriben, pintan, leen,y más cosas.
...lo más dificil en esta vida es cambiar, pero juntos, uniendo esfuerzos, tenemos más fuerza, el cambio es posible !!!!