Buscar

Comienza el curso

Aste Nagusia 2009

Ya falta poco para comenzar el curso y este año tengo la sensación del que carga con el "toro de fuego" en la fiestas. Llevas encima el peso de una responsabilidad pero que se resuelve con fuegos artificiales, muchas luces, mucho ruido, colores y chispas pero como el cohete de la foto se acaba y solo nos queda el humo que se desvanece lentamente y el olor a pólvora. Mientras, el público corre intentando esquivar las chispas de los diversos petardos sujetos al armazón del toro.
Uno a veces tiene la misma sensación vanal frente a la tarea que tenemos encomendada. nos ponemos las TIC a la espalda y hacemos magia, soltamos todos nuestros fuegos artificiales con la intención de atraer público, animarlos, entretenerlo e intentar que el aprendizaje fluya entre ellos. Pero el cohete se acaba pronto y muchas veces no nos queda más que el humo y el olor, nada.
Debo estar cansado o muy, muy pesimista frente a un nuevo curso y eso al final de la vacaciones.

2 comentarios:

jaio dijo...

¡qué va!, lo tuyo es el famoso "síndrome postvacacional", hasta los chaves que huirán de los petardos, lo tienen ahorita mismo. Eso os hermana...

Merino dijo...

Con que ánimos empezamos el nuevo curso, jefe. Ni los anuncios del Corte Ingles.

No se si tus petardos solo dejan humo, pero te digo que a alguno gracias a ti empieza a tener curiosidad por la pirotecnia (y no me refiero a mi), hablando metaforicamente, jeje.