Buscar

LAS TIC en EDUCACION


Tomado del documento base elaborado en el Centro Nacional de Información
y Comunicación Educativa (CNICE) por Mariano Segura Escobar,
Carmen Candioti López Pujato y Carlos Javier Medina Bravo.


"En España acaba de ponerse en marcha la nueva Ley Orgánica de Educación y en los reales decretos de desarrollo de las enseñanzas mínimas1, se establece como una de sus novedades destacables, y en el marco de las propuestas de la Unión Europea, la referencia a las competencias básicas, con la intención de destacar los «aprendizajes imprescindibles, desde un planteamiento integrador y orientado a la aplicación de los conocimientos adquiridos ». La inclusión de las competencias básicas en el currículo tiene varias finalidades: a) integrar los aprendizajes, tanto formales –los propios de las áreas curriculares y asignaturas–, como los informales y no formales; b) favorecer los contextos en los que los alumnos puedan integrar sus aprendizajes, ponerlos en relación con distintos contenidos y utilizarlos de manera eficaz para resolver problemas en diferentes situaciones y contextos; y c) orientar la enseñanza e inspirar las decisiones relativas a los procesos de enseñanza y aprendizaje. Estas competencias deben haberse desarrollado al término de la enseñanza obligatoria
(16 años) para que los y las jóvenes puedan alcanzar su realización personal, ejercer la
ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar
un aprendizaje permanente a lo largo de la vida. Una de estas competencias cuya
adquisición debería ser un logro al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria es el Tratamiento

de la información y competencia digital."
RECOMENDACIONES: "El conjunto de las investigaciones y estudios realizados en la Unión Europea e Iberoamérica permiten inferir que, si hasta hace algunos años la incorporación de las TIC en la escuela se centraba más en la tecnología que en la pedagogía, hoy las actuaciones giran en torno a los beneficios de las TIC para el conocimiento y la gestión del aprendizaje, las metodologías y el cambio de roles de los actores del proceso educativo: el profesor y el alumno.
Establecida esta tendencia en el diseño de actuaciones para la integración de las TIC
en la educación, se puede afirmar que, de la lectura atenta y crítica de dichos documentos,

  1. Se pueden inferir las siguientes recomendaciones: Para que los Estados cumplan con su papel promotor de la mejora del sistema educativo y la capacitación para una integración en el mercado de trabajo, es necesario diseñar y adoptar políticas educativas en torno a las TIC para que el conjunto de los ciudadanos y ciudadanas tengan acceso a una educación de calidad, garantizando la igualdad de oportunidades y avanzando hacia una educación que responda a los retos de la sociedad del conocimiento. No bastan los programas que, como herramientas de acción eficaces y atractivos, suelen generar visibilidad en los medios de comunicación. Es menester una política global de innovación educativa apoyada por la integración de las TIC en los currículos oficiales de los distintos niveles educativos.
  2. Para alcanzar una implantación más eficaz y eficiente de las TIC en la educación, es aconsejable el uso de estrategias de coordinación y racionalización en el diseño, la financiación, ejecución y evaluación de las políticas educativas nacionales sobre las TIC, intensificando las sinergias y haciendo posible la colaboración de distintas Administraciones educativas y gubernamentales.
  3. Es urgente elaborar, a nivel nacional, regional y continental, un conjunto de indicadores educativos adecuados para obtener información sobre lo que está sucediendo en los sistemas educativos con la incorporación de las TIC. Así mismo, la disponibilidad de datos estadísticos fiables para realizar evaluaciones de progreso y análisis comparativos debería ser un objetivo de las políticas educativas de los gobiernos. Una de las prioridades es la elaboración de indicadores que permitan realizar evaluaciones formativas y sumativas de la competencia digital en las distintas materias del currículo. Por otra parte, se detecta, así mismo, una tendencia irreversible hacia la implementación de indicadores vinculados más con el uso de las herramientas y contenidos digitales y su aprovechamiento congnitivo y metacognitivo, a la par que interesan menos los indicadores referidos exclusivamente a dotaciones.
  4. Para facilitar la integración de las TIC como recursos de apoyo a los procesos de enseñanza y aprendizaje, y atendiendo al requerimiento de adaptación de los contenidos digitales a las necesidades grupales e individuales, es necesario desarrollar y aplicar estándares educativos y tecnológicos para la creación y gestión de los contenidos educativos. Así mismo, resulta fundamental la estandarización de los procesos de combinación, empaquetamiento y transferencia de contenidos digitales educativos, para poder compartirlos.
  5. No hay desarrollo curricular sin acceso a contenidos adecuados a las distintas materias y áreas curriculares. El profesor demanda orientación para el uso y la gestión de recursos digitales para su asignatura, así como repositorios de recursos y criterios para seleccionar los más idóneos. Se trata de desarrollar contenidos digitales que, por una parte, puedan apoyar los procesos de enseñanza y aprendizaje, de acuerdo con una teoría solvente del aprendizaje y el refrendo de las mejores prácticas; y que, de otra parte, puedan satisfacer las exigencias de un diseño adecuado, la accesibilidad y la interoperabilidad. El objetivo final es facilitar al docente el desarrollo de un aprendizaje personalizado.
  6. El profesor es una figura clave en los procesos de innovación, puesto que hace posible los nuevos entornos de aprendizaje, con procesos instructivos centrados en el alumno, con variedad de recursos digitales multimedia y acceso a la información, entornos caracterizados por el aprendizaje activo y exploratorio. Ello supone por parte del docente desarrollar nuevas competencias y habilidades y la capacidad de apropiarse de los recursos digitales, haciéndolos suyos y adaptándolos a las exigencias de su alumnado. La adaptación y mejora de los recursos digitales educativos por parte del profesorado y otros profesionales de la educación puede llevar a la adopción de un sistema flexible de derechos como Creative Commons. Sus licencias permiten estimular la elaboración de recursos didácticos que satisfagan las distintas necesidades del alumnado y del profesorado, y apoyar las adaptaciones y diversificaciones curriculares para que, en una perspectiva inclusiva, todo el alumnado cuente con medios para alcanzar sus objetivos educativos.
  7. Los sistemas educativos deben garantizar, de manera progresiva, a todos los centros escolares una dotación de ordenadores suficiente en número y prestaciones, con conectividad a la red por banda ancha, en un plan que avale la sostenibilidad de la iniciativa y la oferta de apoyo técnico para los centros educativos y su profesorado. El acceso a Internet por banda ancha suele mencionarse, en las investigaciones internacionales, como uno de los factores que facilita la colaboración entre profesores e incrementa la calidad y cantidad de las actividades educativas del alumno, aunque queden todavía por explotar en profundidad las opciones de comunicación del profesor con el alumnado y de los alumnos entre sí para sus tareas habituales. Para facilitar el acceso a la red por parte de la comunidad educativa, uno de los modelos más eficaces de distribución de los recursos es la ubicación de equipos conectados en el aula y demás dependencias del edificio escolar y no solamente en el aula o laboratorio de informática: del aula de ordenadores a los ordenadores en las aulas. Igualmente, se debe velar por el acceso del centro educativo a un sistema de mantenimiento de equipos, software y redes.
  8. La mejora de los resultados educativos en un centro escolar supone identificar las necesidades de capacitación de los docentes. Los modelos que parecen ser más eficaces para la formación del profesorado en el uso de las TIC son aquellos basados en las competencias que un docente debe desarrollar al cabo de la experiencia formativa para el desempeño de sus roles profesionales. Por ello, conviene diseñar materiales formativos basados en perfiles profesionales, con distintos niveles de profundización e idóneos para la autoformación, la formación a distancia con apoyo tutorial inserta en redes de aprendizaje colaborativo, y la formación presencial.
  9. Para hacer efectiva la innovación educativa y obtener los mayores beneficios de las tecnologías en un sistema educativo se deben resolver muchos problemas y superar distintas barreras, algunas de cuales proceden de la propia organización del centro educativo. Las organizaciones más flexibles y adecuadas a las necesidades específicas de sus integrantes suelen ser más eficaces en la consecución de sus objetivos porque facilitan la implicación de todos: los centros educativos no escapan a esta consideración. Por otra parte, el liderazgo de una dirección comprometida en la mejora de la educación con el apoyo de las TIC puede hacer viable la mejora en la gestión administrativa, la comunicación con las familias de alumnos y alumnas, una mayor comprensión del funcionamiento del centro, una rentabilización en el acceso a los recursos digitales dentro del horario lectivo y fuera del mismo, más información para la planificación y el desarrollo curricular, la evaluación de rendimiento general del centro, una visión compartida por el profesorado de cómo integrar las TIC en el currículo o una atención escolar que responda a los principios de la equidad.
  10. Con respecto a distintos modelos de integración de las TIC en la educación, la opción más difundida en los países de la Unión Europea e Iberoamérica es la integración curricular como herramienta de apoyo en las distintas materias y áreas del currículo. Este modelo de integración de las TIC hace posible la adquisición de la capacidad de utilizar herramientas para la comunicación, el desarrollo de ideas, la obtención y procesamiento de información, la elaboración de modelos y el diseño de procesos de medida y control, por ejemplo. Se trata de desarrollar la capacidad de reconocer cuándo deberían utilizarse las TIC, de determinar cuáles son las herramientas tecnológicas adecuadas a cada situación y de evaluar la utilización de las mismas. Desde el punto de vista de la enseñanza y el aprendizaje, el uso inteligente de las TIC fomenta y facilita un enfoque didáctico interactivo y exploratorio, estimula el desarrollo de estilos de aprendizaje más activos, y apoya el desarrollo de competencias. Estas capacidades que desarrollan los alumnos llegan a ser valiosas porque se realizan tareas que tienen significado en su experiencia en contextos diversos. Para las TIC, las materias del currículo proporcionan contextos especialmente valiosos para desarrollar la competencia digital y del tratamiento de la información."
Se puede pedir mas ¿?
descarga completa

1 comentarios:

Miguel Luis Vidal dijo...

Muy buena síntesis, la mejor que he leído.
Voy a añadirte a mi feevy.